I am an artist, and a good one. I can do millions, trillions lines.

I put all in my art, including myself. I put together Time, Cosmology, Society, Religion, Nature and Mankind , and I blend them all together.

I am a survivor. I am a Congo and a Caravali.
The symbolic aspect of my work is a result of the confluence between ancients and modern cultures, which more than opposite forces, are both complements between old and new traditions, old beliefs and new needs, not only as visual and consumables objects, but also as spiritual support in which the human being, nature and cosmos prevail.

All this relationship in my work, is manifested through iconic figures, accidental landscapes, fractured shapes, and textured surfaces, evoking what it is the inseparable relationship between the Human being and the Universe.

These art pieces are just that, the act of nature dynamically exposed though my thinking, my experiences, and my human intuition.

Consequently, my work is not understood as a conclusion, stylish sequence, or formal harmony. It is oriented to capture and represent my approach on seeking universal knowledge through the process of Art making. That is why, the formal elements I use, result out of collaboration with natural elements such as sand, tree resins, and natural objects, as well as happens with formal art tools and canvasses.
Alexander Richard Carbonell
Exposición de pintura y grabado del artista visual cubano Alexander Richard Carbonell. Comisariada por Samir Assaleh.
"Visiones soñadas":
Muestra individual del artista cubano Alexander Richard Carbonell (La Habana, 1971), que presenta en la Sala Siglo XXI del Museo de Arte Contemporáneo de Huelva, Andalucia, España, desde el día 15 de Julio hasta el 23 de agosto del 2015, una Muestra antológica de su obra gráfica acompañada de la producción reciente de sus pinturas en grandes formatos.

Grabador y pintor cubano que se establece a partir del 2000 en los Estados Unidos, Florida (Miami), donde configura los cimientos de sus últimas producciones. En su lenguaje utiliza diferentes pasajes de lo actual y lo tradicional, de lo clásico y lo popular, incluso lo místico, utilizando diferentes elementos de naturaleza constante, en búsqueda de construir una poética muy personal. “Él quiere guiarse únicamente por intuiciones y sentimientos que afloren espontáneos –no importa si traducen o no, su rico acervo de apropiaciones del arte. Tampoco le importa si esas porciones terminan uniéndose de manera arbitraria, precisamente se trata de una forma aleatoria de ensamblaje, cimentada a fuerza de exotismo y mareas de colores estridentes flotando sobre ciudades futurista que nunca garantizan una conexión absoluta, pero sí una perfecta coherencia general. (Aldo Menéndez, Art Critic, 2015)”. Por tanto, valora la pintura y el dibujo como herramientas poderosas al servicio de una expresión fluida y libre en la que combina varios estilos diferentes como el neo-expresionismo, el constructivismo y el pop-art.

Richard Carbonell ha tenido exhibiciones de su trabajo de pintura y grabado en Cuba, Estados Unidos, Alemania, Inglaterra, Suecia, Suiza, Colombia, Brasil, España, Italia, Puerto Rico y Japón. Su obra es actualmente exhibida en Essex Collection of Art from Latin America (ESCALA) en el Reino Unido, en Peter Ludwig Collection en Alemania, en la Fundación Josep Comaposada en España, y en otras Colecciones Privadas en Puerto Rico, Colombia, Suecia, Suiza, y Japón.

Samir Assaleh
Curator of the exhibition

Spain, July 2015.

Alexander Richard Carbonell. "El silencioso habitante del ruido".

La ciudad se presenta a veces como una monolito gris y monstruoso, sin ofrecer recorrido posible. Una máquina preparada para engullir, masticar y vomitar al ser reconfigurándolo en un nuevo ente gris, desarraigado y mercantilizado. Caracteres estos mucho más adaptados a los valores de intercambio de la megápolis. Este engendro megalómano aplasta con sus torpes pies y decontextualiza de forma violenta los territorios habitados por el hombre. Territorios que servían de frontera entre este y otros mundos al cual eran inherentes. La magia, el rito, el mito, antes de ser sustituidos por el dogma y la razón y ser aplastados bajo toneladas de cemento, servian de plano habitable a sociedades que vivían sus terrores a lo desconocido de manera comunitaria.

En los resquicios del sujeto alienado, en la historia silenciosa que como resto del pasado se deposita en su cultura, lo real regresa con la extrañeza de un periodo irresoluto, al que no se ha dado la respuesta correcta. Como canto de eternidades de lo más insondable del paisaje donde la imagen del hombre aún es humana. En los pliegues de este territorio colonizado por la monumentalidad y la fragmentación de la urbe habita una dimensión ambigua e inquietante. Richard Carbonell trabaja entre estos pliegues y desdibuja con su trazo gestual y violento la línea artificial y siempre extraña de la megápolis.

PEPE ÁLVAREZ

Art Critic

Spain, July 2015.